Alojado en
ZoomBlog

07-Escudriñad las Escrituras

Metodos de estudio de las escrituras (5)

Por lualcaro - 8 de Junio, 2008, 0:47, Categoría: General

Mensajes Implicados
Debido a que las escrituras implican más de lo que realmente hacen constar podemos aprender más de ellas cuando leemos entre líneas.

En Doctrina y Convenios 20:5-6 el Señor dice de José Smith: "Después de habérsele manifestado verdaderamente a este primer Élder que había recibido la remisión de sus pecados, de nuevo se vio envuelto en las vanidades del mundo; pero después de arrepentirse y de humillarse sinceramente mediante la fe, Dios le ministró por conducto de un santo ángel, cuyo semblante era como relámpago, y cuyos vestidos eran puros y blancos, más que cualquier otra blancura;" ¿Qué implican estos versículos en cuanto a la Primera Visión? El ángel de vestiduras blancas debe haber sido Moroni (compare esta descripción de Moroni con la descripción en José Smith - Historia 1:32). Por tanto, antes de la visita de Moroni, presumiblemente en la Primera Visión, se le dijo a José que sus pecados le eran perdonados (compare con D&C 29:3). Este hecho no está registrado en el relato de la Primera Visión en La Perla de Gran Precio, aunque aparece en otros escritos.

En las Aguas de Mormón Alma explicó el convenio bautismal diciendo en parte, "y ya que deseáis entrar en el redil de Dios y ser llamados su pueblo, y estáis dispuestos a llevar las cargas los unos de los otros para que sean ligeras (Mosíah 18:8). Más adelante cuando el pueblo de Alma estaba en cautiverio, el Señor les dijo: "Sé del convenio que habéis hecho conmigo... y... aliviaré las cargas que pongan sobre vuestros hombros, de manera que no podréis sentirlas sobre vuestras espaldas" (Mosíah 24:13-14). ¿Qué quiere decir el Señor aquí al referirse al convenio bautismal y luego aludir a la explicación que hizo Alma del convenio? Parece que el Señor les dice a su pueblo que así como han hecho convenio de llevar las cargas los unos de los otros, así él, siendo uno con ellos, también llevaría esas cargas. Eso es lo que hizo en Getsemaní.

por Dennis y Sandra Packard

Permalink :: 3 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Metodos de estudio de las Escrituras (4)

Por lualcaro - 17 de Diciembre, 2007, 21:35, Categoría: General

Comparaciones con las Escrituras
El comparar cosas es el sello de la meditación. Se pueden comparar muchas cosas en las escrituras: individuos, actitudes, eventos, reacciones, temas. En las escrituras frecuentemente dos cosas similares de alguna manera, pero diferentes en otra son colocadas lado a lado para que podamos compararlas. Por ejemplo, las reacciones de María y Zacarías a mensajes similares del ángel Gabriel. Las escrituras también contienen relatos paralelos de eventos y mensajes, por ejemplo, los cuatro evangelios, los múltiples relatos de la creación, los capítulos de Isaías en la Biblia y en El Libro de Mormón; todos ellos nos invitan a comparar. También podemos comparar eventos o individuos en las escrituras con aquellos que nos son familiares fuera de ellas. Nefi lo hizo y dijo "Apliqué las escrituras a nosotros mismos, para nuestro provecho e instrucción" (1 Nefi 19:23). Podemos entender las profecías al buscar elementos históricos que las cumplen.

Cuando el Señor les preguntó a Adán y Eva si ellos habían participado del fruto prohibido, ellos no respondieron simplemente "Sí, lo hicimos." En vez de eso Adán respondió: "La mujer que tú me diste, y mandaste que permaneciese conmigo, me dio del fruto del árbol, y yo comí" (Moisés 4:18). Eva respondió: "La Serpiente me engañó, y yo comí" (Moisés 4:19). ¿En que se asemejan las respuestas? Aunque ambos, Adán y Eva, admitieron haber comido del fruto, trataron de eludir su responsabilidad, Adán en Eva, y Eva en la Serpiente. Hoy aún alegamos "circunstancias atenuantes" cuando nos sentimos culpables.

¿En que se parecen y en que difieren Alma hijo y Korihor? Alma y Korihor eran ambos expertos oradores que usaron sus persuasivos poderes para lisonjear y engañar a la gente para que dejasen la iglesia y cometiesen pecado. Ambos fueron heridos de mudez por sus iniquidades, Alma por el terror a causa de la advertencia de un ángel, y Korihor por un profeta en respuesta a su pedido por una señal. Aquí terminan las similitudes. Alma aceptó la responsabilidad por sus pecados, "arrepintiéndo[s]e casi hasta la muerte" (Mosíah 27:28) y llegó a ser un gran misionero de rectitud. Por otra parte Korihor culpó al diablo por sus pecados quien, según él, se le había aparecido como un ángel de luz. No se arrepintió y murió mudo. El profeta que hirió de mudez a Korihor fue el entonces maduro Alma. Su propio pasado y su arrepentimiento deben haberle dado luz en cuanto al alma de Korihor, pues le dijo: "Si te fuera quitada esta maldición, de nuevo volverías a desviar el corazón de este pueblo; por tanto hágase contigo según la voluntad del Señor" (Alma 30:55).

En la historia de Jonás leemos acerca de sus compañeros marineros. Estos hombres hicieron todo lo posible por evitar lanzar a Jonás por la borda, aún después que él les dijo que deberían hacerlo para apaciguar a su Dios (Vea Jonás 1:4-16). ¿Por qué este incidente es significativo en la historia de Jonás? Los compañeros gentiles de Jonás nos ofrecen un severo contraste con Jonás mismo, quien deseaba que el Señor destruyese toda la ciudad de Nínive, aún después que ellos se habían arrepentido. La compasión de los marineros por Jonás y la reverencia que demostraron por su Dios hacen que el egoísmo y el enojo de Jonás sean más repulsivos.

¿En que son similares la historia de Jonás y la Parábola del Hijo Pródigo (Lucas 15:11-32) tanto en caracteres como en tema? Ambas historias nos hablan en cuanto a pecadores (la gente de Nínive, el hijo pródigo), una persona que perdona (el Señor, el padre del pródigo), y de una persona que no perdona (Jonás, el hermano del pródigo). Ambas historias nos enseñan en cuanto al amor y al perdón en vez de el condenar, al mostrarnos la bondad en los que consideramos pecadores y la maldad en lo que se consideran a sí mismos rectos pero que no tienen amor.

por Dennis y Sandra Packard

Permalink :: 7 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Metodos de Estudio de las Escrituras (3)

Por lualcaro - 9 de Noviembre, 2007, 20:18, Categoría: General

Actitud del Orador
Cuando alguien habla o escribe por un lapso de tiempo hace manifiesta su actitud hacia el tema, sus escuchas, y a sí mismo. El aprender a discernir la actitud en las escrituras puede ayudarnos a discernir esta en nuestras interacciones con otros.

¿Cuál es la actitud de Sherem cuando le dice a Jacob: "Hermano Jacob, mucho he buscado la oportunidad para hablar contigo" (Jacob 7:6)? Parece ser que él enfatiza su propia amabilidad al "hermano Jacob", a quien considera un blasfemo (vea Jacob 7:7), y su propia diligencia para descarriarle. Sherem parece considerarse muy importante. Jacob nos dice que él usaba "mucha lisonja, y mucha elocuencia, según el poder del diablo" (Jacob 7:4).

¿Cuál es la actitud de Pilato hacia Cristo y la verdad cuando le dice a Jesús: "¿Qué es la verdad?" (Juan 18:38) No creemos que Pilato sea sincero al preguntar sobre la verdad. Parece ser cínico con cualquiera, incluido el Cristo, como para saber la verdad.

¿Cuál es la actitud del Señor cuando dice en cuanto a los enemigos de los Santos: "Dejadlos que propongan sus fuertes razonamientos en contra del Señor" (D&C 71:8)? ¿Realmente cree él que ellos tienen fuertes razonamientos en su contra? Nos parece que el Señor aquí esta siendo irónico. Cuando aparentemente reconoce que ellos tienen "fuertes razonamientos", en realidad está diciendo cuan vano es argumentar contra él.

por Dennis y Sandra Packard

Permalink :: 1 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Escrituras - Descubrirlas una y otra vez

Por lualcaro - 11 de Octubre, 2007, 19:07, Categoría: General

Internet Escrituras

"...Pido que todos evaluemos sinceramente nuestro estudio de las Escrituras. Es común y corriente que tengamos unos cuantos pasajes de éstas disponibles, como flotando en nuestra memoria, y que con eso nos hagamos la ilusión de que sabemos mucho del Evangelio. En ese sentido, el tener un poco de conocimiento puede ser en realidad un problema. Estoy convencido de que, en algún momento de la vida, cada uno de nosotros debe descubrir las Escrituras por sí mismo, y no sólo hacerlo una vez, sino volver a descubrirlas una y otra vez."
(Pte. Spencer W. Kimball, Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia, pág. 70-71)

Aqui: Recursos para el Estudio de las Escrituras

Permalink :: 1 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

El milagro de la Santa Biblia

Por lualcaro - 21 de Abril, 2007, 19:01, Categoría: General

Élder M. Russell Ballard
Del Quórum de los Doce Apóstoles

Somos creyentes fieles y verídicos en el Señor Jesucristo y en Su palabra revelada por medio de la Santa Biblia.

Élder M. Russell Ballard

Mis hermanos y hermanas, ¡la Santa Biblia es un milagro! Es un milagro que los 4.000 años de historia sagrada y secular de la Biblia fueran registrados y preservados por los profetas, apóstoles y clérigos inspirados.

Es un milagro que tengamos la poderosa doctrina, los principios, la poesía y los relatos de la Biblia, pero, por encima de todo, es un milagro maravilloso que tengamos el registro de la vida, del ministerio y de las palabras de Jesús, que fue protegido durante la época del oscurantismo y a través de los conflictos de innumerables generaciones para que pudiésemos tenerlo en la actualidad.

Es un milagro que la Biblia contenga literalmente en sus páginas el Espíritu de Cristo que convierte y sana, y que durante siglos haya hecho volver el corazón de los hombres, guiándolos a orar, a elegir el sendero correcto y a buscar para encontrar a su Salvador.

La Santa Biblia lleva bien su nombre; es santa porque enseña la verdad, es santa porque nos consuela con su espíritu, es santa porque nos enseña a conocer a Dios y a comprender Sus tratos con los hombres, y es santa porque a través de sus páginas testifica del Señor Jesucristo.

Abraham Lincoln dijo acerca de la Biblia: "Este Gran Libro… es el mejor don que Dios haya dado al hombre. Todo lo bueno que el Salvador dio al mundo se comunicó por medio de ese libro, y de no ser por él, no podríamos discernir el bien del mal" (Speeches and Writings, 1859–1865 [1989], pág. 628).

No es casualidad ni coincidencia que tengamos la Biblia en la actualidad. El Espíritu indujo a hombres rectos a registrar tanto las cosas sagradas que vieron como las inspiradas palabras que hablaron y oyeron. Otras personas devotas estuvieron prestas a proteger y a preservar esos registros; hombres como John Wycliffe, el valiente William Tyndale y Johannes Gutenberg fueron inducidos, contra mucha oposición, a traducir la Biblia en un lenguaje que la gente pudiera entender, y publicarla en libros que la gente pudiera leer. Creo que hasta los eruditos de la época del rey Santiago tuvieron impresiones del Espíritu durante sus labores de traducción.

La época del oscurantismo fue oscura porque la luz del Evangelio se le ocultó a las personas; éstas no tenían a los apóstoles ni a los profetas, ni tenían acceso a la Biblia. El clero mantenía las Escrituras en secreto y fuera del alcance de las personas. Mucho les debemos a los valientes mártires y reformadores como Martín Lutero, John Calvin y John Huss, quienes exigieron la libertad para adorar y el acceso común a los libros sagrados.

William Tyndale dio su vida porque creía profundamente en el poder de la Biblia; él dijo: "La naturaleza de la palabra de Dios es tal, que el hombre que la lea o que oiga explicaciones y debates en cuanto a ella, comenzará de inmediato a convertirse en una persona cada vez mejor, hasta que llegue a ser un hombre perfecto" (S. Michael Wilcox, Fire in the Bones: William Tyndale—Martyr, Father of the English Bible [2004], pág. xv).

Leer mas...

http://www.lds.org/conference/talk/display/0,5232,89-3-691-29,00.html

Permalink :: 1 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)